3 mar. 2016

Dormitorio infantil arriesgado y retro.

Elegir colores para un dormitorio infantil imagino será un caos: huir de los típicos rosa y azul, nada muy infantil para que encaje cuando sea adolescente, buscar algo original... Y cien mil cosas más a tener en cuenta.
Parece que a la gente le cuesta utilizar colores oscuros y mirad lo que se pierden. En este dormitorio no han tenido miedo en utilizar el negro y gris claro en contraste con el blanco; la pequeña nota de color la aporta la cómoda en azul bebé. Una combinación que siempre me ha gustado, aunque quizás con un azul un poco más fuerte.

Hay que tener en cuenta que habrá un montón de detalles infantiles (láminas con dibujos, guirnalda de luces, pizarra, escritorio, muñecos, tipi... ) que dulcificarán el conjunto, así que ¿por qué no arriesgar con los colores? El aire retro de textiles y mobiliario también ayuda a crear un ambiente infantil.
Con las formas también se puede jugar, aunque sólo sea en la pared del cabecero como en este dormitorio; la silueta tipo montañas que han dibujado de suelo a media altura, es el toque original de esta habitación. Todas las imágenes vía Stadshem.
¡Qué feliz debe ser el niño que duerme aquí!









3 comentarios :

Me encantan los comentarios y opiniones de quienes visitáis el blog.
Así que no seáis tímidos. ¡Comentad! :D