7 jul. 2015

Bélgica en Abril.

Hay algo que quería compartir desde hace tiempo: mi viaje a Bélgica con dos amigos.
Un viaje lleno de risas y de  lugares para recordar.
Imprescindible: comer patatas fritas, hincharse a bombones y a goffres, probar unas cuantas cervezas y alquilar una bici.
Damme: mini, mini pueblecito ideal para comprar unos quesos, tomar una cerveza tranquilamente, sacar fotos...














Brujas: de las ciudades más románticas por las que he paseado. Todo es 100% fotografiable.
Por cierto, si os encontráis con la furgoneta de la imagen, corred hacia ella y comprad un goffre, ¡son los más ricos que comí en toda Bélgica!











Gante: visitarla fue una decisión de último momento y acertamos. De las ciudades que más nos gustó a los tres. 
Bicis, ambiente universitario y Erasmus a más no poder.








Bruselas: la capital. Nuestra primera visita: la estatua de Van Damme en su antiguo barrio, soy fan desde que tengo uso de razón (mil gracias otra vez por acompañarme sin poner pegas).
Millones de cosas para ver y una pena no haber tenido más tiempo para disfrutar un poco más de Sablón, un barrio con muy buen ambiente.
Imprescindible visitar el Delirium y dejarse media vida decidiendo entre su carta de más de 3.000 cervezas.














4 comentarios :

  1. Qué buena pinta tiene! Con lo que me gusta a mí moverme por el mundo y las ganas de vacaciones que hay ya... Me lo apunto!

    ResponderEliminar
  2. Qué bonito todo! Qué ganas tenemos de conocer la ciudad, una fotos encantadoras. Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Se ve precioso todo y qué buenas recomendaciones culinarias, gracias por compartir la info!!
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Conozco Bruxelas, pero me falta el resto. Un país con mucho encanto. besos

    ResponderEliminar

Me encantan los comentarios y opiniones de quienes visitáis el blog.
Así que no seáis tímidos. ¡Comentad! :D