7 oct. 2015

Diseño nórdico en estado puro.

A media semana, que mejor que cargar pilas viendo lo que el diseño puro y duro puede hacer por nuestras vidas. O al menos, lo que ha hecho por esta vivienda de Estocolmo.
Con dimensiones pequeñas, una vez más tocaba jugar al tetris con las normas y medidas de la habitabilidad. El resultado: han ganado y han subido de nivel :)

Las mini escaleras que ascienden hasta la zona de dormir, sirven también para delimitar el espacio destinado a la cocina, ubicado en el acceso a la vivienda.
Confieso que reviso una y otra vez esta casa y no hecho en falta nada ni le veo fallos. ¿Me equivoco?











Blancos y grises por todas partes, acogedores suelos de madera clara y destellos de cobre que no pueden gustarme más. ¿Os habéis fijado en el grifo de la cocina? ¿Y la instalación de la ducha, con toda la grifería vista destacando sobre azulejos negros? También de cobre son los casquillos de las bombillas, un pequeño toque industrial en este mundo tan nórdico, y el buzón de la puerta que me tiene muerta de envidia...
Los detalles de esta casa son imprescindibles para el resultado final; todo cuenta, no lo olvidemos.
Os dejo disfrutando con los materiales, con las texturas y colores.
Imágenes vía Fantastic Frank.











A disfrutar del sol que hace hoy, 
que ya se deja sentir como sol de invierno y no de verano  :/
Nos vemos en TWITTER, FACEBOOK y PINTEREST, por ejemplo.




2 comentarios :

  1. Transmite muchísima paz, jo me encanta ♥ ❤ ❥
    Muchos besitos

    ResponderEliminar
  2. ¿Nos vas a enseñar lo bonita que vas a dejar tu nueva casa? Di que sí, di que sí, di que sí...

    ResponderEliminar

Me encantan los comentarios y opiniones de quienes visitáis el blog.
Así que no seáis tímidos. ¡Comentad! :D