23 may. 2015

Eclecticismo y gato rechoncho en Amsterdam.

No sé lo que tienen los apartamentos de Amsterdam pero mezclan a la perfección luminosidad y color, todo con un montón de sencillez y el mobiliario justo.
En esta casa azul, mostaza y blanco son los colores predominantes. 
Plantas por todas partes, algo de madera y un gato un poco rechoncho hacen el resto.








Una decoración para saborear poco a poco, fijándonos en cada detalle y cada textura, en la originalidad de cada elemento.
Por cierto, un día me tengo que hacer con un perchero de pie, ¡siempre me han gustado!
Todas las imágenes vía Inside Out.








Hace tiempo apareció un apartamento en Amsterdam que me enamoró tanto por sus colores como por la cantidad de mobiliario reciclado; a día de hoy no deja de sorprenderme la cantidad de detalles que tiene...
Luego apareció otro más ecléctico con un denominador común: claridad, color y poco mobiliario.
Puedes verlos y disfrutarlos aquí.


¡¡¡Feliz fin de semana!!!



5 comentarios :

  1. No puede gustarme más, resulta muy fresca con esa combinación de colores, esos muebles suspendidos con los libros y ese gato rechoncho vigilante!!
    Bss

    ResponderEliminar
  2. Que bonito, se ve una decoración muy alegre y luminosa, sencillo pero muy acogedor y con todo lo imprescindible ¡genial! :)

    ResponderEliminar
  3. Me encantan Amsterdam, los gatos rechonchos, la elección de colores y la casa entera! ;-)

    ResponderEliminar
  4. Me gusta todo!!! también el gato rechoncho! jajaja!

    ResponderEliminar

Me encantan los comentarios y opiniones de quienes visitáis el blog.
Así que no seáis tímidos. ¡Comentad! :D